CIRUGÍA DE LA DIABETES

El número de pacientes con diabetes en el mundo ha ido aumentando de manera exponencial en los últimos años. Este incremento es tan importante, que se ha acuñado el término anglosajón de “Diabesity”  para reflejar la epidemia global de diabetes que sufre el mundo occidental . El paradigma clásico de tratamiento de la diabetes se basa en la educación alimentaria, la dieta, el ejercicio y el uso de medicación. Pero a pesar de estos tratamientos, la enfermedad habitualmente continúa un curso progresivo que va afectando “en silencio”, a diferentes órganos y sistemas, produciendo secuelas en el paciente (infartos, embolias, ceguera, amputaciones de miembros, insuficiencia renal, etc …), que irreversiblemente van mermando su estado de salud.

 

La cirugía metabólica es una opción eficaz en pacientes con diabetes tipo 2 que no responden al tratamiento médico habitual:

 

 

¿Qué tratamientos quirúrgicos pueden tratar la diabetes?

En la actualidad, podemos tratar la diabetes con cirugía, es la llamada cirugía metabólica.

 

¿Es diferente el tratamiento para la diabetes tipo I y tipo II?

Por supuesto, la diabetes tipo 1 y tipo 2son enfermedades completamente diferentes. En la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina por parte del páncreas. En la diabetes tipo 2 el páncreas produce insulina sin problemas pero el cuerpo no puede utilizarla por el exceso de grasa.

cirugia-diabetes-tenerife

Con el Dr. Alper Célik, experto mundial en cirugía de la diabetes, en el Centro de Cirugía Metabólica, Estambul.

doctor ivan arteaga

En este contexto, ¿la cirugía metabólica es el más radical y racional de los tratamientos?

La diabetes tipo 2 es un espectro de enfermedad dinámica en la que intervienen muchos factores desde alimentarios a hormonales y psicológicos.  El tratamiento médico clásico con dieta y ejercicio al nivel requerido para conseguir efectos positivos a largo plazo, no es seguido por más de un 5 % de pacientes en los diferentes ensayos clínicos que se han realizado al respecto.

La cirugía, sin embargo, consigue un control de la enfermedad en más del 90 % de los pacientes a medio y largo plazo (10 años de seguimiento).

¿Cuándo debe tomar un paciente diabético la  tomar la decisión de operarse?

Lo más importante para tomar esta decisión es, que el paciente sea incapaz de controlar los niveles de azúcar por otros medios . Por  otro lado debemos de estar seguros de que se trata de una diabetes tipo 2.

Además debe haber suficientes reservas de insulina y una función y actividad pancreática suficiente para que la cirugía suponga una mejoría clara en el control del metabolismo de la glucosa. Por último se debe de demostrar que está establecida una resistencia a la acción de la insulina. Todos estos parámetros deben estar estudiados y evaluados previamente para poder establecer una indicación quirúrgica correcta.

¿En qué consisten las técnicas quirúrgicas realizadas?. ¿Son seguras?:

Consisten en mezclar varios efectos que favorecen el control del azúcar. Por un lado se realiza una reducción del estómago, que favorecerá la disminución en la ingesta calórica y la disminución de la resistencia a la insulina, mediante la pérdida de grasa corporal.  Por otro lado, se excluye el paso del alimento por el duodeno. En tercer lugar se favorece la llegada de las grasas más precozmente al íleon (segmento distal del intestino). Estos dos efectos van a producir una respuesta  hormonal que favorece la secreción pancreática de insulina, a través de unas hormonas llamadas incretinas.

Estas técnicas, en sus distintas variaciones, se han realizado de forma similar en los pacientes obesos. Actualmente se realizan por laparoscopia y son muy seguras siempre y cuando sean realizadas por cirujanos expertos. La tasa de complicaciones serias en estos pacientes es aproximadamente de un 4% y el diagnóstico precoz de la mismas, influye de manera decisiva en su pronóstico.

¿Cuánto tardan los pacientes operados en regresar a su vida habitual?

Las tres o cuatro primeras semanas tras la cirugía es un período de adaptación del organismo a la nueva situación de su metabolismo, en el que el paciente va a responder de manera interindividual. No va a ser igual el período de  recuperación de un paciente joven que de uno mayor. Asimismo, un paciente con una diabetes de reciente aparición tendrá una convalecencia diferente a la de un paciente cn una enfermedad evolucionada. En este sentido, hemos operado a compañeras de profesión que han realizado guardias de presencia física en el hospital con normalidad a los 15 días de la intervención.

 

¿Qué cambios suponen para el paciente diabético estos tratamientos?

En general, podríamos decir que en uno o dos meses, si no existen complicaciones, el paciente estará listo para empezar una nueva vida.  Piense que estos pacientes, en ocasiones están inyectándose dosis enormes de insulina y se tienen que pinchar los dedos un mínimo de tres veces todos los días y aun así no consiguen unas cifras de glucemia adecuadas. El paciente se va a encontrar liberado en el corto plazo de no tener que inyectarse insulina, ni de tener que hacer un control tan estricto de sus niveles de azúcar. A largo plazo, sus órganos obtendrán los beneficios de haber revertido la diabetes.

diabetes-cirugia-tenerife